Elle talk, mesa redonda sobre salud, equilibrio y bienestar femenino:
Innovación y Tecnología: Mujeres Frente al Espejo

27 sept 2023 · 6 minutos de lectura

Elle talk, mesa redonda sobre salud, equilibrio y bienestar femenino: Innovación y Tecnología: Mujeres Frente al Espejo
De izquierda a derecha: Vanesa Lorenzo, modelo y diseñadora; Patricia Ramírez, psicóloga y escritora; Dra. Claudia Frigo, especialista en cirugía plástica reparadora y estética en Clínica Planas; Pamela Leyra, directora de proyectos de ELLE, y Raquel Gómez, directora global del Women’s Health Hub de Mia Femtech.

“Sólo acércate a un espejo sin moverte, quítate la ropa y no te muevas. Acéptate, acéptate y no te juzgues. Es lo más difícil que he tenido que hacer nunca”. Esta reflexión de Ema Thompson en referencia a una de las escenas de sus últimas películas marcó el inicio del inspirador encuentro “Innovación y Tecnología: Mujeres Frente al Espejo, entre ELLE y Mia Femtech.

Es precisamente esa frase donde la actriz se encuentra completamente despojada, mirándose directamente en el espejo mientras explora las dimensiones emocionales y físicas del personaje que encarna. Y es aquella cita despiadada la que mejor describe este encuentro que contó con la participación de cuatro mujeres empoderadas, cada una líder en su respectivo campo, y todas dedicadas a promover el bienestar femenino.

Un evento moderado por Pamela Leyra, directora de proyectos de ELLE, donde las panelistas hablaron sin tabúes sobre la autopercepción, y de nuevas formas de potenciar la confianza y el autodescubrimiento femenino. “La salud importa, pero importa mucho más el cómo pensamos en ella, el cómo nos hablamos a nosotras mismas”, aseguró Leyra. De esta forma, hizo hincapié en el rol transformador que está teniendo la tecnología y la ciencia en la industria de la belleza, donde se está comenzando a potencia el bienestar de la mujer a través de las soluciones FemTech.

Raquel Gómez, directora global del Women’s Health Hub de Mia Femtech en Barcelona, compartió su experiencia en un extenso proceso en el que escuchó a la opinión de 16 mil mujeres. Estas fueron entrevistadas con el apoyo de psicólogos como parte del estudio “Lo que las mujeres quieren1”, realizado por la consultora Kantar en Europa y Japón”. Las conclusiones revelaron que el 76% no se encuentra satisfecha con su cuerpo, pero no puede reconocerlo, y que el 54% lucha constantemente por alcanzar una mejor percepción de su apariencia2. “Muchas mujeres compartían sentimientos de descontento frente a un tema tabú generalizado: el pecho”, relató, y que la mayoría decía: “Me miro al espejo y no me siento ni cómoda ni segura, me encorvo, me tapo, uso sujetadores de por vida que me ayudan a disimularlo, pero si decido hacer algo al respecto, se me va a criticar alegando falta de autoestima y frivolidad”.

Son precisamente estas frases ocultas y desgarradoras, las que suscitaron una profunda reflexión sobre nuestra autopercepción, los prejuicios y la forma de tratarnos a nosotras mismas, abogando por el respeto y por la toma de decisiones informadas con respecto a nuestra salud y belleza.

Una conversación abierta y honesta en la que la renombrada psicóloga Patricia Ramírez aseguró que la mayoría de las mujeres siempre tienen un reproche hacia ellas mismas, y sobre lo duro que es mirarse al espejo y no juzgarse: “Solo vemos lo que no nos gusta y no la parte global de una misma”. A ello se sumó Vanesa Lorenzo, quien, desde su experiencia como modelo, destacó la autoexigencia y las críticas que nos hacemos a nosotras, pero también a otras mujeres.

Algo que Virginia Wolf, adelantada a su época, ya mencionaba en su tiempo afirmando que “no es necesario ser nadie más que una misma, que no hay necesidad de apresurarse, ni siquiera de brillar”. Sin embargo, las mujeres sentimos aquella presión por mostrarnos al mundo y por un perfeccionismo extremo.

Articular un nuevo lenguaje hacia la autoconfianza y el bienestar

Durante la sesión, Ramírez resaltó la forma en que nos hablamos: “Somos muy duras con nosotras mismas, pues venimos de una filosofía de vida que ha sido parte de aquella dureza en el pasado”. Y Gómez fue más allá afirmando que muchas veces “nadie te va a tratar tan duro como te tratas a ti misma”, por lo que trabajar en el camino hacia la aceptación es clave, “pues las mujeres aprendemos mejor cuando buscamos ese lado más compasivo”, concluyó Ramírez.

En esta línea, Leyva recalcó que para alcanzar una buena salud mental y física se necesitan nuevas formas de pensar. Y en ese mismo punto Ramírez recordó que “nos habíamos olvidado de nosotras mismas, pues estábamos centradas en los demás. Y las mujeres tuvimos que inventar la palabra autocuidado para poder cuidarnos y justificarnos” poniendo énfasis en la importancia de encontrar una forma “más compasiva, amorosa y saludable” de dialogar con nosotras mismas.

“Buscar soluciones sin juzgar ni criticar, pues cada mujer tiene su historia”

La mesa redonda también destacó cómo la innovación puede motivarnos a aceptar nuestra individualidad y a edificar un universo donde cada mujer se sienta empoderada, hermosa y autentica, fortaleciendo su confianza y autoestima. La doctora Claudia Frigo, especialista en cirugía plástica reparadora y estética en Clínica Planas, subrayó que la articulación de este nuevo lenguaje, no solo debe darse a nivel personal, sino que también profesional: “como médica, nuestro rol también es el de guiar y de ser una consejera”, algo que está cambiando la relación entre consumidora y médica. “Constantemente me dedico a acompañar a muchas mujeres para asistirlas y guiarlas hacia lo que para ellas es sano, ayudarlas a cambiar aquello que les da inseguridad o les trae complejos”, afirmó.

Junto a ello, Gómez reforzó la idea de respetar nuestras decisiones relacionadas con la salud y belleza afirmando que “se ha hecho tanto daño desde afuera que las mujeres no se sienten a gusto, piensan que si hacen cambios a su cuerpo se les va a juzgar de frívolas, pero cada una cuenta con una historia, y tenemos que respetarnos, ofreciendo soluciones FemTech para la mujer, pero sin criticar y nunca entrar al por qué”. A ello, Ramírez aseguró que las mujeres “hagan lo que hagan” siempre se van a sentir juzgadas, por lo que es vital que tengan clara su “escala de valores”, para dedicarle tiempo y así poder tomar decisiones coherentes apartando la crítica.

Y es este nuevo lenguaje el que Frigo apunta a “transmitir a nuestros hijos y a las nuevas generaciones” dejando de lado a lo que Lorenzo llama “la imagen sexualizada, vulgarizada y crítica de la mujer” donde ellas se ven objetivadas y tratan de ajustarse a un determinado estereotipo, no sintiéndose identificadas con la publicidad.

Gómez concluyó que “el enfocarnos en ser más benévolas con nosotras y las demás” resulta un punto de partida. Si bien queda mucho por hacer, las mujeres somos multifacéticas y gestoras del cambio por naturaleza. Más ahora cuando la ciencia y tecnología están empezando a cambiar la salud física y mental, es decir, estamos frente a una verdadera revolución FemTech con soluciones que abrazan la diversidad, la individualidad, y sobre todo, el bienestar de cada mujer; un punto clave para reencontrar nuestro estado natural e inherente: la armonía.



Referencias

  1. Estudio What women want: Breast Implant Consumer Journey & Mia® Concept Testing evaluation, 2022.
  2. Estudio de mercado de Response AI en Europa + Japón, noviembre de 2022, con 937 encuestados del público objetivo: Mujeres de 25 a 54 años con ingresos elevados en todas las tallas de copa.

Blogs relacionados

Marta Carrillo, Mia® Concierge de Clínica Planas: “La armonización de pecho es un descubrimiento extraordinario y creo que nos espera un futuro impresionante con Mia® de cara a las mujeres”

Sin duda, Mia Femtech está comenzando a transformar el arquetipo de la estética de pecho al enfocarse en el bienestar de la mujer contemporánea a través de un concepto que va más allá de realzar la belleza natural femenina. Se trata de un nuevo paradigma que busca fomentar la armonía entre cuerpo y mente, situando a la mujer en el epicentro de todo.

29 nov 2023 · 8 minutos de lectura